Formación para cambiarlo

Nuestra misión es formar personas íntegras, trabajando en conjunto con sus familias, para que sean líderes de acción positiva y constructores convencidos de la civilización de la justicia y el amor según los principios del humanismo cristiano.

Nuestro lema en latín, "SEMPER ALTIUS", significa "siempre más alto". Expresa nuestra aspiración porque nuestros alumnos alcancen, cada día, el máximo desarrollo integral posible.

En nuestros colegios apostamos por la formación personalizada, donde el alumno va siendo forjado en los valores morales y religiosos que le proporcionarán bases sólidas –fuertes y coherentes- que le permita ejercer un liderazgo afectivo y efectivo para transformar su entorno velando por el bien del prójimo y de cara a Dios.